Oiside » CLAVEL ARQUITECTOS

CLAVEL ARQUITECTOS

De la mano: Clavel Arquitectos equipa el restaurante Mix de Alain Ducasse en Dubái y el centro de ocio Odiseo en Murcia con mobiliario a medida de OISIDE.

El estudio Clavel Arquitectos, fundado y dirigido por Manuel Clavel, está especializado en proyectos singulares y con mucha personalidad, como el restaurante Mix de Alain Ducasse en Dubái o el complejo de ocio Odiseo en Murcia, ciudad natal del arquitecto. En estos dos proyectos recientes, ha contado con la colaboración de OISIDE para equipar las áreas exteriores con mobiliario hecho a medida. Con sede en Murcia y en Miami, Clavel Arquitectos trabaja tanto a nivel nacional como global en proyectos de muy variada naturaleza. Hablamos con Manuel para saber más sobre estos dos proyectos y la orientación de su exitoso estudio, que acumula ya más de cien premios y reconocimientos.

¿Cuál es el concepto de ocio que se quiere plasmar con Odiseo?

Odiseo es el resultado de la voluntad de creación de un gran complejo de ocio urbano, que busca convertirse en una referencia, no solo para la ciudad de Murcia, sino para todo el cuadrante sureste de la península. Repartidos en un total de 15.500 m2 construidos, el edificio alberga dos restaurantes, una discoteca, una sala de espectáculos, un sports bar, un casino, así como dos sótanos destinados a aparcamiento. Arquitectónicamente supone un oasis urbano que, una vez te sumerges en él, te transmite la experiencia de un viaje a través de la luz, las texturas y el sonido. Espacios muy distintos en los que, sin embargo, hay un hilo conductor.

¿Y el concepto de diseño del restaurante Mix de Alain Duccasse?

El nuevo restaurante de Alain Ducasse en Dubái ha sido diseñado como un gigantesco huevo de Fabergé de 20 metros de altura por 10 metros de diámetro encajado dentro de la cúpula principal del Emerald Palace Kempinski en Palm Jumeirah. Este elemento conecta y relaciona sus tres niveles. La parte inferior se encuentra flotando en el vacío central del restaurante principal, y su forma exterior y materialidad responden a cuestiones estructurales y sensoriales. El huevo representa el misterio de la vida y su verdadero secreto está en el interior, en el nivel superior, donde solo unos pocos pueden ascender usando un ascensor secreto.

¿Cómo surge la posibilidad de hacer este proyecto?

En 2010, abrimos oficina en Miami. El conocido restaurador americano Jeffrey Chodorow, al conocer nuestro trabajo, nos encargó la renovación del restaurante Asia de Cuba en Nueva York. Por circunstancias, al final no llegó a realizarse, así que nos llamó para su siguiente proyecto en Dubái: All’Onda. Casualmente, Alain Ducasse buscaba un arquitecto para su nuevo restaurante allí y, al saber de nuestro trabajo con Jeffrey, nos contrató también para el suyo. Así que, para llegar a Dubái desde Murcia, antes tuvimos que pasar por Miami y Nueva York. Muy representativo de la extrema globalización actual del trabajo…

¿Dónde se ha empleado el mobiliario de OISIDE en estos dos proyectos?

En las áreas exteriores de los restaurantes.

¿Por qué se optó por mobiliario a medida?

Surgió de la necesidad, pues no encontrábamos un mobiliario de exterior que fuera confortable, ligero y resistente al agua con las texturas que necesitábamos.

¿Cómo ha sido el proceso de colaboración con OISIDE para personalizar el mobiliario de estos dos proyectos?

Ha supuesto una gran colaboración en la fabricación de los diseños que necesitábamos. La experiencia ha sido muy buena por su flexibilidad y entendimiento de nuestros objetivos.

¿Qué apreciáis especialmente del mobiliario de OISIDE en el estudio y por qué lo soléis incluir en vuestros proyectos, no sólo en restaurantes, sino también en viviendas?

Para nosotros, la capacidad de adaptarse a nuestras necesidades y la industrialización de nuestros diseños, manteniendo la calidad y el coste, es la clave para contar con ellos.

Os identificáis como un estudio de proyectos singulares. Define singulares…

Frente a la hiperespecialización, he preferido siempre que mi equipo se centrara en la resolución de problemas arquitectónicos, independientemente de los programas. Es cierto que la experiencia te permite, fundamentalmente, no repetir errores. Pero demasiada experiencia, o demasiada repetición de soluciones, te lleva al peligroso camino sin salida de pensar que lo sabes todo. Situación que te aniquila como creador, ya que el hecho creativo necesita de la duda y del vértigo como estimulantes.
La mejor manera de protegernos de esto es formar equipos dentro de la oficina donde algunos miembros tienen mucha experiencia en un determinado aspecto y otros no. De esta manera, se estimula lo que es realmente importante: resolver problemas arquitectónicos complejos. Lo importante son las preguntas. Y por eso, en respuesta a este porfolio tan variado, los clientes se aproximan a nosotros con problemas igualmente variados. Es decir, si solo haces viviendas, solo te buscarán para que hagas viviendas. Procuramos evitar esa situación.

¿Qué elementos ha de tener una propuesta o un proyecto para que os resulte interesante abordarlo? En otras palabras, ¿qué tipo de proyectos os resultan atractivos como estudio?

Por un lado, pequeños proyectos de gran impacto, pues dejan un margen de investigación que otra escala no permite. El Panteón Nube o el Pabellón Ultraligero de la Bienal de Arquitectura y Urbanismo de Hong Kong serían dos ejemplos de este tipo: el primero contemplativo y el segundo interactivo. Siempre procuramos que nuestros proyectos tengan un saldo positivo en la sociedad y con la ciudad, como el Pabellón Regalable: otro proyecto efímero de pequeña escala integrado por hasta 5.000 macetas que, cuando se desmontó, se regalaron a los ciudadanos.

Por otro lado, hace tiempo que venimos trabajando en los aparcamientos, infraestructuras en general denostadas que tratamos de humanizar con diseños que, a la vez que mejoran la experiencia del usuario, contribuyan a un ambiente más seguro, especialmente para los sectores de la población que más desprotegidos se sienten en la actualidad. Algunas de nuestras propuestas arquitectónicas han derivado también en propuestas de mejora a nivel urbano, tratando de devolver al peatón la calle que el vehículo le ha arrebatado en las últimas décadas. Pienso que ese trabajo de pequeña y gran escala debe simultanearse en el estudio para no perder la sensibilidad que requieren las dos aproximaciones.

Cuando no estás diseñando para otros, ¿qué tipo de arquitectura te interesa?

Si te apasiona la arquitectura, disfrutas de distintas aproximaciones estilísticas: arquitectura clásica o contemporánea, interiorismo, la calidad de un espacio urbano… Puedes inspirarte igual en un poblado de pescadores en Birmania que revisitando a Louis Sullivan en Chicago.

Recomiéndanos, entonces, tres proyectos de arquitectura o interiorismo que uno no deba perderse en tu tierra.

La fachada barroca de Jaime Bort, frente al ayuntamiento de la ciudad de Murcia diseñado por el arquitecto Rafael Moneo, es una experiencia arquitectónica extraordinaria, y ofrece ya dos de los tres proyectos de arquitectura a reseñar. Y en cuanto a la tercera, considero Miami mi segunda casa, así que recomendaría el Design District en general.